fbpx
CONTACTOLLÁMANOS

Cómo preparar el inventario de un piso para un alquiler seguro

Por Joan Fernandez
octubre 11, 2021
No hay comentario

Si vas a poner un inmueble de tu propiedad en alquiler, seguro que te preocupa el estado en el que te lo encontrarás una vez finalice el contrato de arrendamiento. Para controlar todos estos enseres, lo mejor será realizar el inventario del piso, a fin de saber qué es exactamente qué se encuentra en él y en qué estado está antes de firmar el contrato de arrendamiento.

¿Es necesario preparar un inventario de un piso en alquiler?

El inventario de alquiler es un documento que se anexa al contrato y que consiste en un listado de todos los enseres que se encuentran en una vivienda en el momento de alquilarla. Cuando el inquilino lo firma se responsabiliza de todo lo que contiene el inmueble y los daños que se produzcan. Además, es lo que utilizará la compañía de seguro para el pago de una indemnización en caso de robo u otro accidente.

Al redactar e incluir este documento en la firma de contrato, tanto propietario como inquilino estarán más tranquilos a la hora de arrendar una vivienda, ya que quedará constancia de todos los muebles y otros enseres que se encuentran en el inmueble en alquiler.

Como propietario, la lista de inventario para la casa aporta tranquilidad en el sentido en que tendrás el control de todo lo que has dejado en la vivienda para uso y disfrute del arrendatario y que, en caso de que algo esté dañado o no se encuentre en el momento de finalizar el contrato, podrá ser reclamado al inquilino y, en su defecto, al seguro contratado para la protección del hogar.

Pero no solo es positivo para los propietarios, los inquilinos podrán saber exactamente qué dejó el propietario en la vivienda y en qué estado se encontraba a fin de protegerse ante reclamaciones que no sean correctas.

Por tanto, aunque no es obligatorio por ley la redacción de un inventario de mobiliario y demás objetos en la vivienda en alquiler, es recomendable debido a la tranquilidad que aporta para ambas partes pero sobre todo para el propietario.

Cómo redactar un inventario de una casa

Como ya hemos visto, es recomendable la redacción de un inventario con todo lo que se encuentra en el inmueble en arrendamiento. Pero ¿cómo hacer un inventario de mobiliario? Para ello, existen algunas recomendaciones básicas para redactar un buen inventario.

En primer lugar, lo recomendable es acudir al inmueble en cuestión y anotar en forma de borrador todo lo que encontramos allí ordenado por habitaciones, lo cual nos ayudará en la redacción del inventario definitivo.

Tras este importante paso, comenzaremos a redactar el inventario en sí mismo.

Como comienzo es ideal insertar una cabecera en el documento, indicando la ubicación exacta del inmueble incluyendo calle, número, localidad y provincia. Además, es mejor indicar el nombre completo del arrendador y del arrendatario, que serán las partes firmantes del contrato.

Tras la cabecera, es mejor dividir este inventario en habitaciones, incluyendo patio y garaje.

En cada una de estas habitaciones, describe todos los muebles que se encuentran en ella con todo detalle. Es importante, por ejemplo, indicar las marcas de electrodomésticos y otros enseres, como televisores y similares. Mientras más descriptivo sea el inventario, más exacto y útil será.

Debe indicarse en qué estado se encuentran o si tienen defectos sobre todo para los techos, paredes y suelos así como para los muebles y enseres más importantes.

Otro aspecto a tener en cuenta y que es muy recomendable realizar es un inventario fotográfico, es decir, incluir fotografías del estado de las estancias en general con detalles de mobiliario o zonas concretas que puedan presentar defectos o daños o que sea importante tener constancia para el futuro. Estas fotos deben incluirse en papel, indicando la fecha en que se tomaron.

Como regla general, es mejor incluir todas las descripciones y detalles que se crean necesarios. Es mejor escribir de más que de menos, ya que todo lo que no se refleje en este inventario no podrá reclamarse en caso de daño o accidente.

Por tanto, realizar el inventario de un piso que se va a poner en alquiler es muy recomendable. Haciéndolo se aporta tranquilidad al propietario, ya que quedará constancia de todo lo que se encuentra en el inmueble y así podrá reclamarse, en caso de que se produzca algún daño o accidente. Para realizar el inventario correctamente, habrá que anotar en una visita al inmueble lo que se encuentra en cada habitación para incluirlo en el informe. En él se añadirá una cabecera y un listado detallado por habitaciones de muebles y electrodomésticos, incluyendo marcas y defectos.

Para realizar este tipo de documentación es mejor estar asesorado para realizarlo de forma correcta y efectiva. Si vas a alquilar un inmueble y necesitas asesoramiento, contáctanos, nuestros expertos te ayudarán.

Nuestra empresa está especializada en el alquiler y gestión de viviendas, estamos a su disposición para cualquier información o asesoramiento en el ámbito del Alquiler Garantizado.

Contacto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

crossmenu