Home staging: las clave para vender tu casa antes y mejor

En la venta de pisos en Terrassa hay una tendencia que se está imponiendo rápidamente. Se trata del home staging, la preparación de la vivienda para que esta resulte lo más atractiva posible a quienes puedan estar interesados en comprarla. Un fenómeno que ha llegado directo desde Estados Unidos y que está dando muy buenos resultados.

Qué es el home staging.

De forma sencilla podríamos decir que se trata de decorar para vender un piso o cómo montar una casa para vender.

Todas las casas del mundo están personalizadas al gusto de su propietario. Sin embargo, ese gusto no tiene que coincidir necesariamente con el perfil de persona interesada en adquirir una vivienda de ese tipo.

El problema de mostrar una casa con demasiados elementos personales es que el posible comprador lo tiene más complicado a la hora de hacerse a la idea de él viviendo en ese inmueble.

El home staging se centra en cómo presentar una casa para la venta y que la misma cause un impacto y “enamore” al visitante. Que nada más entrar en ella se imagine desarrollando allí su día a día.

Para ello hay que despersonalizar el inmueble y adaptarlo a los gustos y necesidades de aquel conjunto de personas que pueden ser compradores potenciales. Pero siempre desde un punto de vista lo más neutral posible.

Claves y técnicas para aplicar el home staging.

Recoger todos los elementos personales

A fin de preparar la casa para la venta, lo primero que hay que hacer es eliminar de la misma los enseres más personales: fotos, premios, diplomas, cuadros, etc.

Dado que tras la venta habrá que abordar una mudanza, este proceso de recogida de los elementos personales sirve para ir adelantando ese trámite. También se puede aprovechar para ir haciendo una selección de los objetos que se desean llevar a la nueva vivienda y descartar aquellos que ya no harán falta.

Limpieza a fondo de la casa

Ahora que hay menos cosas en la vivienda, es buen momento para hacer una limpieza a fondo de la misma. Los compradores suelen mirarlo todo, así que conviene eliminar la suciedad de todos los rincones.

Reparar pequeños desperfectos

En toda vivienda hay cosas que están en mal estado. Son pequeños desperfectos que no afectan en el día a día, pero que un comprador tendrá muy en cuenta. De ahí la necesidad de hacer algunos pequeños arreglos. Por ejemplo, reparar ese grifo que gotea o cambiar ese enchufe que no encaja bien en la pared.

Pintar con colores neutros

El segundo paso consiste en dar una mano de pintura a toda la casa. Con ello conseguimos que la vivienda tenga un aspecto mucho más limpio y cuidado, puesto que en las paredes siempre puede haber alguna mancha o roce.

El objetivo que busca el home staging es que la casa resulte atractiva a los visitantes, y los colores influyen mucho en las emociones. Por eso, lo más inteligente es utilizar colores neutros, que transmiten tranquilidad y le gustan a todo el mundo. El blanco, el gris claro y el beige siempre son un acierto.

Redistribuir los muebles

Con la casa limpia, libre de desperfectos, de elementos personales, y recién pintada, lo que queda es hacer una redistribución de los muebles abogando por el minimalismo. Hay que quitar de en medio todo aquello que no sea absolutamente necesario.

Si se trata de una casa sin mobiliario, o este es muy antiguo, se puede optar por alquilar muebles, o incluso recurrir a los muebles de cartón.

Ventajas del home staging para vender un piso o casa.

La casa despierta más interés

Con el home staging las fotos del inmueble resultan mucho más atractivas para los posibles compradores. Cualquiera tendrá más interés en visitar un piso bonito y bien decorado que una vivienda que se ve antigua o demasiado personal.

Hay un gran número de viviendas a la venta en regiones como Terrassa. Una venta rápida implica que el inmueble tiene que destacar entre el resto, y esto es algo que se puede conseguir a través de esta técnica.

La venta es más rápida

Con un mayor número de visitas, se incrementa la posibilidad de que aparezca antes un comprador interesado. En consecuencia, los inmuebles que han pasado por este proceso de lavado de cara se venden mucho antes. En concreto, entre un 65 % y un 85 % más rápido que aquellas viviendas que no han sido preparadas para la venta.

Incrementa el precio del inmueble

Cuanto mejor aspecto tenga la casa, y más cuidada se vea, menos argumentos va a tener el comprador para negociar el precio a la baja. Esto quiere decir que el vendedor podrá obtener por ella un precio más alto.

Con el home staging todo son ventajas. No te costará mucho tiempo ni dinero llevarlo a cabo y, a cambio, conseguirás vender o alquilar mejor tu vivienda y más rápido. En Administración de Alquiler Garantizada estamos a tu disposición para asesorarte en la gestión y venta de tu casa.

Cataluña es una de las comunidades autónomas españolas donde hay mayor compraventa de pisos en nuestro país, por lo que vender un piso alquilado en Terrassa es una opción posible y muy viable. Recuerda que estamos especializados en la gestión de viviendas, por lo que no dudes en contactar con nosotros para asesorarte sobre la venta de tus pisos.

Nuestra empresa está especializada en la venta, alquiler y gestión de viviendas, estamos a su disposición para cualquier información o asesoramiento en el ámbito de la venta de un inmueble alquilado

Contacto

Conoce a Francisco Pelayo:

¿Qué documentación solicitar a un posible inquilino para conseguir un alquiler seguro?

El alquiler de inmuebles es una de las fuentes de ingresos más habituales, ya que, en la gran mayoría de los casos, las inversiones se terminan rentabilizando. Sin embargo, todo propietario debe tomar ciertas precauciones a la hora de alquilar un piso, ya que siempre existe riesgo de impagos y problemas relacionados con la vivienda. Por ello, te vamos a explicar qué documentos debes pedir a un posible inquilino, en el proceso de selección, para que el alquiler sea lo más seguro posible y los riesgos sean mínimos en relación a impagos de la renta.

¿Qué procedimiento debo seguir para conseguir un alquiler seguro?

Evidentemente, cuando un propietario pone en alquiler una vivienda de su propiedad y se encuentra inmerso en un procedimiento de selección, es decir, en la búsqueda de qué persona o personas son más adecuados para seleccionar como arrendatarias, surgen diversas dudas y miedos a que algo no vaya bien, y el alquiler de la vivienda se acabe convirtiendo en un calvario.

Nunca podremos hablar de una seguridad absoluta a la hora de seleccionar a un inquilino, por cuanto por muchos filtros que se realicen, siempre pueden surgir situaciones sobrevenidas que conviertan al inquilino ideal y en una situación arrendaticia que se ha ido desarrollando sin problemas, en una situación complicada dado que el inquilino se ha quedado sin trabajo repentinamente y no dispone de recursos suficientes para pagar el alquiler, o bien teníamos alquilada la vivienda a una pareja o a unos amigos, y de golpe, por problemas internos, se rompe dicha relación, provocando que quieran resolver el contrato de alquiler antes de tiempo o que uno de ellos quiera desligarse del contrato, no disponiendo el otro de recursos para hacer frente él solo al alquiler.

No obstante, siempre hay formas para intentar desde un inicio, seleccionar a las personas que parezcan más idóneas y comprometidas, y que a priori, veamos el surgimiento de problemas como una posibilidad muy baja. Es por ello que, es imprescindible que la persona que muestra interés en alquilar el piso sea capaz de acreditar sobradamente su solvencia, ya sea a través de nóminas, contratos de trabajo o declaraciones de impuestos. Si el inquilino no puede demostrar que tiene capacidad para hacer frente al pago de la cuota mensual, no conviene firmar el contrato de alquiler, ya que podría terminar en un impago al poco tiempo de iniciarse el contrato.

 

¿Qué documentación debes pedir a un posible inquilino?

Como hemos mencionado anteriormente, todos los propietarios deben garantizar la seguridad de su alquiler, por lo que expondremos la documentación a solicitar al inquilino.

Situación económica

Uno de los problemas más comunes en la que se encuentran los propietarios, es encontrar inquilinos que carezcan de riesgo de morosidad. Por lo tanto, tenemos que asegurarnos de que el posible inquilino no deje de pagar la renta mensual, algo que podemos hacer comprobando su capacidad de pago. Para ello, solicitaremos el contrato de trabajo, con el fin de asegurarnos que trabaja y desde cuándo, y las última 3 nóminas como mínimo; documentos clave para tomar la decisión final ya que de los mismos se deriva si dispone de una fuente de ingresos segura.

Además, también existen registros de morosos que nos pueden indicar si el inquilino ha tenido algún tipo de problema de impagos anteriormente, por lo que conviene consultarlos para tener la mejor información posible.

Asimismo, tanto la petición de documentación como la consulta en ficheros de solvencia, solo se podrá llevar a cabo con la autorización del propio inquilino, que deberá autorizar expresamente su entrega, tratamiento y su consulta, en cumplimiento de la LOPD.

Garantías adicionales

Dada la normativa actual que tenemos en la legislación española, tenemos libertad para incluir en el contrato de alquiler cualquier tipo de garantía que nos cubra frente a posibles incumplimientos de pago del inquilino, si bien esta no podrá garantizar más de tres meses de alquiler.

Aval

También es recomendable solicitar uno o varios avalistas para que, en caso de que se llegue a una situación de impago, éstos asuman la responsabilidad y salden la deuda, si bien con el límite establecido en tres mensualidades de renta.. Podrás elegir dos tipos de avales:

  1. Bancario. En este tipo, una entidad bancaria será la que respalde al inquilino frente a sus posibles impagos. Para el propietario es la mejor opción, ya que es una garantía segura, al tratarse de una entidad financiera poderosa, pero el inquilino puede encontrarse con problemas para conseguirlo, ya que es bastante complicado.
  2. Personal. Cualquier persona relacionada con el individuo puede actuar como avalista y hacer frente a la deuda en caso de impago (familiares, pareja, amigos…). En este caso, es importante solicitar también documentación que acredite la solvencia del avalista, con el fin de tener mayor seguridad.

 

Somos profesionales especializados en garantizar el cobro de la renta de tus inmuebles, evitando cualquier preocupación relacionada con el alquiler, por lo que no dudes en contactarnos. Recuerda que, a la hora de poner un inmueble en alquiler, este debe cumplir con todas unas condiciones de habitabilidad idóneas para residir en el mismo. El contrato de alquiler debe ser legal conforme a la Ley de Arrendamientos Urbanos, los suministros deben estar dados de alta y tienes que poseer el certificado energético y la cédula de habitabilidad que exige la ley.

En Garantiler te ayudamos con todo lo que necesites para alquilar tu vivienda en Terrassa a estudiantes sin preocupaciones. Además, te garantizamos que siempre cobrarás la renta correspondiente el día 5 de cada mes.

Ahora que ya sabes cómo alquilar un piso a estudiantes con seguridad y garantías, es hora de que te pongas manos a la obra y prepares tu vivienda para ser una de las más atractivas del mercado.

Nuestra empresa está especializada en alquiler y gestión de viviendas, estamos a su disposición para cualquier información o asesoramiento en el ámbito del Alquiler Garantizado.

Contacto

Conoce a Francisco Pelayo:

Gastos deducibles por el alquiler de una vivienda para el propietario

Si tienes un inmueble arrendado, ya sabes que esto tiene consecuencias fiscales, por eso es tan importante conocer los gastos deducibles del alquiler. Para que cuando llegue el momento de presentar la declaración de la Renta no te lleves una sorpresa desagradable.

Tener una vivienda alquilada implica la obtención de ganancias, pero también supone hacer una inversión en pago de impuestos asociados al inmueble, reparaciones, y otros gastos necesarios. Esto lo tiene en cuenta Hacienda y de ahí que podamos hablar de gastos deducibles por alquiler de vivienda.

Cómo tributa el arrendamiento de una vivienda

Si quieres saber qué gastos son deducibles en el alquiler de una vivienda en Terrassa, localidad en la que el mercado del arrendamiento está al alza, primero debe quedarte claro qué impuestos vas a tener que pagar por el hecho de actuar como casero de un inmueble.

A través de la declaración de la renta informamos al Fisco del dinero que ingresamos, sin importar si este procede de nuestro trabajo, de inversiones, o del alquiler de una casa.

En el caso concreto de los ingresos procedentes del alquiler, estos se declaran en la casilla 0102. En ella debes consignar la cantidad total que hayas recibido por el arrendamiento en el ejercicio fiscal que corresponda.

A continuación, vas a ver otras casillas en las que sí puedes hacer referencia a los gastos deducibles del alquiler.

La importancia de los gastos deducibles por arrendamiento de vivienda

Si se trata de un tema tan importante es porque puede ayudarte a pagar menos impuestos. La existencia de estos gastos hace que la ganancia real obtenida por el arrendamiento sea menor a la que has registrado en la casilla 0102.

Al reducir esa ganancia, también reduces la cantidad que te corresponderá abonar en concepto de IRPF.

Cuáles son los gastos deducibles por el alquiler de una vivienda para el propietario

Al final el contribuyente no paga impuestos por los ingresos íntegros procedentes del alquiler, sino por los rendimientos netos, que son el resultado de restarle a los ingresos íntegros los gastos deducibles. Ahora bien, ¿cuáles son esos gastos?

La norma general dice que el arrendador se puede deducir cualquier gasto en el que haya tenido que incurrir para alquilar la vivienda, pero esta es una apreciación muy genérica, así que vamos a ver algunos gastos concretos que se pueden deducir.

Intereses de la hipoteca

Si sobre la casa que tienes alquilada pesa una hipoteca, puedes desgravarte todos los intereses y comisiones asociados al pago del préstamo.

Dado que esta información es facilitada por los bancos a la Agencia Tributaria, lo normal es que la misma ya aparezca registrada en el borrador. La verás en la casilla 0104.

Lo que no se puede desgravar en ningún caso son las cantidades pagadas en concepto de principal. La cantidad de dinero que le devuelves al banco mes a mes.

Gastos de conservación y reparación

Como propietario de un inmueble alquilado te corresponde la obligación de llevar a cabo las obras de conservación y reparación que sean necesarias para que la casa pueda seguir sirviendo como morada.

Por ello, la ley permite la desgravación de los gastos de conservación y reparación. El problema en este caso es que la Agencia Tributaria es estricta a la hora de lo que se entiende por gastos de este tipo.

Hacienda tiene un criterio claro: las cantidades destinadas a la ampliación o reparación de los bienes son mejoras, y por ello no se pueden desgravar.

Impuestos asociados al inmueble

La propiedad de una vivienda conlleva la obligación de pagar una serie de impuestos, y tasas. Entre ellos el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o la tasa de basuras. Todos los gastos de este tipo se pueden consignar en la casilla 0115 (apartado C) y son desgravables.

Dinero debido por el inquilino

Si tienes la mala suerte de que tu arrendatario te ha dejado a deber ciertas cantidades, puedes hacerlo constar en tu declaración de la renta y deducirte esas cantidades. Pero para que esto sea posible es necesario que el deudor esté en concurso o que hayan pasado más de seis meses desde que intentases cobrar la deuda.

En caso de que la deuda sea saldada a posteriori, esa cantidad se computará como ingreso en la renta del año siguiente.

Gastos de formalización del contrato

La relación entre arrendador y arrendatario suele desarrollarse de mejor manera cuando hay un contrato escrito que establece claramente los derechos y obligaciones de cada parte. Contrato que es recomendable que esté redactado por profesionales del alquiler como nosotros.

Los gastos asociados a la firma del contrato, e incluso los gastos de defensa jurídica si llega a surgir un conflicto entre casero e inquilino, son desgravables.

Y estos son solo algunos ejemplos. Existen otros gastos deducibles del alquiler como los gastos de suministros, el seguro de hogar, la amortización de bienes muebles y la amortización de la vivienda, que conviene que registres en tu declaración de la renta si quieres que el resultado sea lo más beneficioso posible para ti. No te dejes ninguno y consigue el máximo ahorro fiscal.

Nuestra empresa está especializada en la gestión del alquiler y gestión de viviendas, estamos a su disposición para cualquier información o asesoramiento en el ámbito de administración de alquileres.

Contacto

Cómo alquilar un piso a estudiantes: consejos imprescindibles.

Si tienes una vivienda vacía y deseas sacarle rendimiento, una buena opción puede ser alquilarla a estudiantes. En el caso de Terrassa, la comunidad universitaria ha crecido mucho en poco tiempo, superando ya los 5000 estudiantes. Y eso significa que hay muchos jóvenes que necesitan un lugar en el que poder residir mientras cursan su carrera, un máster o hacen el doctorado. Si quieres aprovechar esta oportunidad, no te pierdas cómo alquilar un piso a estudiantes de forma sencilla y con seguridad.

Consejos a seguir para alquilar tu piso a estudiantes

El alquiler de piso a estudiantes tiene algunas peculiaridades que debes tener en cuenta si quieres adaptar la vivienda para este público y conseguir, además, que te salga rentable.

Mejor alquilar habitaciones antes que el piso entero

En lugar de alquilar el piso entero a uno o dos estudiantes, alquílalo por habitaciones. Esto supondrá menos problemas para los inquilinos y para ti.

Si llega el momento en el que alguno de los arrendatarios desea marcharse, perderás el importe de la renta de una habitación, pero seguirás teniendo ingresos porque el resto de habitaciones estarán ocupadas.

Además, ten en cuenta que los estudiantes no tienen demasiado dinero, así que para ellos es más accesible el alquiler de una habitación que el de un piso entero.

Pide una fianza

En el alquiler a estudiantes por habitaciones la fianza actúa como garantía. Si tu inquilino ocasiona algún desperfecto en la casa, ya sea en su habitación o en las zonas comunes, podrás utilizar ese dinero para cubrir todo o parte de lo que te cueste el arreglo.

Además, en estos casos no es obligatorio que deposites la fianza en el organismo público correspondiente.

Haz un contrato de alquiler para estudiantes

El alquiler de habitaciones no está regulado dentro de la Ley de Arrendamientos Urbanos, es un negocio jurídico que se rige por lo dispuesto en el Código Civil y por los acuerdos entre las partes.

No es obligatorio contar con un contrato de arrendamiento de vivienda para estudiantes por escrito, pero sí es muy recomendable. Así tanto tú como propietario como ellos como arrendatarios conoceréis vuestros derechos y obligaciones.

El contrato puede ser el mismo para todos tus inquilinos o diferente en cada caso, según el acuerdo al que lleguéis. Pero lo lógico es que todos los estudiantes que viven en la misma casa estén sometidos a las mismas condiciones (aunque la renta pueda variar en función del tamaño de la habitación).

Haz un inventario

Junto al contrato del piso de estudiantes deberías entregar en todo caso un documento en el que consten todos los elementos que hay en la vivienda: electrodomésticos, accesorios de cocina, ropa de cama, etc.

Una vez que los inquilinos se marchen deberás revisar que todo lo que consta en el inventario sigue en el piso y en buenas condiciones. Si no es así, podrás hacer uso de la fianza. Si todo está en orden, al finalizar el tiempo pactado deberás devolver el importe de la fianza.

Contrata un seguro de hogar

Además de asegurar el continente, no está de más que asegures el contenido. De esta forma, si se produce algún daño, es más que probable que la compañía aseguradora se haga cargo de la reparación.

Aunque puede parecerte que el seguro es un gasto extra, lo cierto es que es una inversión que te ahorrará dinero y disgustos si llega a producirse algún siniestro.

Equipa la vivienda para tus inquilinos

Si el público al que te diriges son estudiantes, te resultará más sencillo encontrar inquilinos si la vivienda está bien equipada y adaptada a sus necesidades.

Cuida las zonas comunes, pero no descuides las habitaciones. Es importante que los estudiantes puedan contar con una cama cómoda, con un armario propio para guardar sus cosas, y una mesa y una silla adecuadas para estudiar.

Presta especial atención a la iluminación, puesto que esta es esencial para que alguien pueda estudiar en las mejores condiciones posibles.

Piensa tanto en la comodidad de tus inquilinos como en la estética de la vivienda. Cuanto más bonita y confortable parezca, más fácil te resultará encontrar personas interesadas en vivir en ella y más podrás pedir por cada habitación.

Cuenta con la ayuda de profesionales

Para tener tu piso alquilado a estudiantes no se convierta en ningún momento en una mala experiencia, lo más recomendable es que cuentes desde el primer momento con especialistas que te aseguren que no sufrirás en ningún caso problemas de morosidad.

En Garantiler te ayudamos con todo lo que necesites para alquilar tu vivienda en Terrassa a estudiantes sin preocupaciones. Además, te garantizamos que siempre cobrarás la renta correspondiente el día 5 de cada mes.

Ahora que ya sabes cómo alquilar un piso a estudiantes con seguridad y garantías, es hora de que te pongas manos a la obra y prepares tu vivienda para ser una de las más atractivas del mercado.

Nuestra empresa está especializada en alquiler y gestión de viviendas, estamos a su disposición para cualquier información o asesoramiento en el ámbito del Alquiler Garantizado.

Contacto

Conoce a Francisco Pelayo:

Qué hacer ante el impago del alquiler

El alquiler de inmuebles en propiedad es una de las opciones de inversión más interesantes y utilizadas por particulares y empresas en todo el mundo, ya que ofrece grandes rentabilidades a largo plazo, además de poder contar con la vivienda cuando no haya ningún inquilino ocupándola. Sin embargo, en ocasiones puede que los propietarios se enfrenten a alguna situación donde haya un impago del alquiler, algo muy desagradable y que debe solucionarse de la manera adecuada para evitar problemas mayores.

Impago de alquiler: ¿Qué hacer si no lo pagan?

Si te preguntas cómo saber si un inquilino es moroso, primero debes comprobar la cuantía que corresponde a su deuda y asegurarte de que no existe ningún tipo de retraso en el pago, es decir, que realmente hay un impago. Cuando nos aseguramos al 100 % de que el inquilino no ha cumplido con su obligación, debemos empezar a tomar medidas. En primer lugar, tenemos que ponernos en contacto con el inquilino, siempre buscando una solución amistosa que lleve el problema a más. En este paso, te recomendamos proponer dos soluciones:

  1. Realizar un acuerdo mutuo en el que se termine el contrato y se deje de generar deuda por parte del inquilino, y dejando de devolver la fianza para recuperar la cuota impagada.
  2. Pactar un aplazamiento del pago para facilitar la situación al inquilino, estableciendo, en este momento, los importes y las fechas de cada uno de los pagos.

En caso de que identifiquemos evasivas por parte del inquilino y no coja el teléfono, hay que enviarle un burofax con acuse de recibo, en el que incluyamos información importante: importe de la deuda, forma de pago, solicitud de pago y fecha. Además, también tendríamos que incluir un aviso para tomar medidas legales si sigue el impago. Es importante saber qué hacer en impago de alquiler para garantizar la recuperación de la vivienda y de los cobros pendientes de pago.

Pasado este punto, si seguimos sin respuesta, tendremos que acudir a un profesional especializado,  y presentar una demanda de desahucio si no conseguimos un acuerdo amistoso con el inquilino. Siempre es preferible llegar a un acuerdo antes de entrar en un proceso judicial, pero hay casos donde el deudor no cede y nos veremos obligados a poner la demanda.

En muchos de los casos no llega a haber juicio, ya que el inquilino debería oponerse a la demanda para ello, y no suelen hacerlo, ya que no tienen la razón. Sin embargo, esto puede ocurrir, y tendremos que enfrentarnos a la sentencia de un juez. Si obtenemos la razón y ganamos el juicio, se iniciará un proceso de desahucio o lanzamiento del inquilino, en el cual nos devolverán la posesión de la vivienda. Para ello, acudirá un procurador y personal de juzgado, con el fin de levantar un acta y dejar constancia de lo ocurrido, además de la situación en la que se encuentra el inmueble.

Para reclamar la deuda, se tendrá que presentar una demanda ejecutiva que solicite el embargo de los bienes del inquilino, con el fin de recuperar toda la deuda que este no ha querido pagar. Si hemos ganado la demanda inicial, no tendremos problemas y el inquilino se verá obligado a responder por sus impagos, recuperando el dinero perdido.

Cómo evitar impagos de alquiler en próximas ocasiones

Lamentablemente, en ninguno de los contratos de alquiler tendremos una seguridad al 100 % que nos garantice el pago de todas las cuotas mensuales de la renta. Pueden darse situaciones imprevistas donde los inquilinos no puedan hacer frente a alguno de los plazos, y esto provocará que, probablemente, tengamos retrasos a la hora de recibir lo que nos corresponde. Sin embargo, existen algunas maneras de evitar, dentro de lo posible, alquilar a morosos:

Pese a la complejidad de la situación que genera el impago de un alquiler, es importante que no perdamos la calma y llevemos a cabo todos los pasos expuestos anteriormente, con el fin de solucionar el problema por las vías más cómodas. Recuerda que si necesitas administrar tus propiedades de alquiler en Terrassa, te recomendamos contar con los servicios de asesoramiento de nuestros profesionales, expertos en la gestión de propiedades en esta zona.

Nuestra empresa está especializada en la venta, alquiler y gestión de viviendas, estamos a su disposición para cualquier información o asesoramiento en el ámbito del Alquiler Garantizado.

Contacto

Conoce a Francisco Pelayo:

Cómo alquilar un piso por habitaciones de forma segura

Si tienes un inmueble en la zona de Terrassa o alrededores y tienes intención de arrendar, una muy buena opción es el alquiler por habitaciones. Si quieres saber cómo hacerlo bien y de forma segura, sigue leyendo.

Cómo alquilar un piso por habitaciones 

Aunque lo más habitual es el alquiler de vivienda al completo, una buena idea para obtener rendimiento de un inmueble sin uso es alquilarlo por habitaciones. Esto suele darse normalmente en el caso de alquiler para estudiantes, ya que necesitan vivir cerca del lugar donde estudian, pero no pueden hacer frente al alquiler de un piso completo. Así, cada estudiante tendrá alquilada una habitación y podrá acceder al resto de la vivienda para utilizar el baño, la cocina, el salón y cualquier otra zona común.

Para llevar a cabo el arrendamiento de forma adecuada y segura es importante seguir algunos consejos o recomendaciones que harán que el resultado sea óptimo y positivo tanto para arrendador como para el arrendatario.

Cómo preparar los contratos de alquiler de habitaciones

No hay establecido una forma de cómo alquilar una habitación legalmente, ya que no existe obligación de redactar un contrato por escrito y, por lo tanto, no hay un contenido mínimo obligatorio para un contrato de alquiler.

No obstante, es recomendable redactar un documento con todo lo que se haya acordado entre las partes, con el fin de poder demostrarlo en caso necesario y evitar problemas.

Para que el contrato de alquiler de una habitación sea completo e incluya todo lo necesario para evitar problemas, debe tener el siguiente contenido mínimo:

  1. Qué habitación se está arrendando.
  2. La duración del contrato.
  3. Precio, plazo y forma de pago.
  4. Servicios que se incluyen con el arrendamiento, como por ejemplo internet.
  5. Reparto de otros gastos extras.
  6. Posibilidad de subarriendo de la habitación por parte del inquilino.

Aunque estos son los puntos básicos a incluir, puede añadirse cualquier cosa pueda ser importante especificar para mayor seguridad jurídica.

Pedir una fianza

Una de las cosas que pueden aportar mayor seguridad a la hora de alquilar habitaciones y que puede evitar problemas es la solicitud de una fianza en el momento de la firma del contrato de alquiler. Así, en caso de encontrar desperfectos en el momento en que los inquilinos la abandonen, este dinero servirá para cubrir los gastos derivados del arreglo y reposición de mobiliario, en su caso.

De forma añadida a la fianza, existe la posibilidad de pedir un aval. Aunque añade seguridad a la operación, al ser estudiantes, en la mayoría de los casos no tendrán la posibilidad de aportar, siendo sus padres los responsables de cualquier gasto derivado del contrato de alquiler de habitaciones.

Preparar el piso con todo lo necesario

Pero ¿Cómo alquilar habitaciones?

Al alquilar el piso por habitaciones, lo ideal es amueblar cada una de ellas con lo necesario, como puede ser una cama, un armario y un escritorio con silla para poder estudiar. Todo esto hará posible la vida de cualquier persona en la estancia.

Además, habrá que amueblar las zonas comunes e incluir los electrodomésticos imprescindibles para vivir, como un frigorífico o una lavadora.

En cuanto a la cocina, habría que incluir en ella todo aquello que pueda ser necesario para cocinar y comer, como una vajilla y una cubertería.

Hacer un inventario

Al incluir en la vivienda mobiliario y electrodomésticos, es importante realizar un inventario de todo lo que se encuentra en el inmueble a la hora de alquilarlo y que los inquilinos entren en él. Así, cuando se marchen los estudiantes, se podrá comprobar que todo está en su sitio y en el mismo estado en el que se dejó.

Poner el anuncio antes del inicio del curso

Si se tiene la idea de iniciar el alquiler de la vivienda coincidiendo con el inicio del curso, es aconsejable poner el anuncio en junio, ya que muchos estudiantes empiezan a buscar viviendas en esa fecha para hacer la mudanza y comenzar a adaptarse a la nueva ciudad.

Accesible y cercano

Para facilitar y mantener una buena relación entre las partes, es importante estar accesible para resolver cualquier problema o avería de forma eficaz y lo más rápidamente posible.

Seguro de hogar

Para mayor seguridad es recomendable contratar un seguro que incluya la responsabilidad civil, con el objetivo de asegurar los muebles y electrodomésticos que se encuentren en el piso en alquiler.

El alquiler por habitaciones es una buena opción para obtener rendimiento de un inmueble sin uso. Aunque no es obligatorio, sí es recomendable la redacción de un contrato con información importante como qué habitación se está alquilando, el precio que tendrá, la duración del contrato, los servicios que incluye o el pago de gastos extra. Además, es recomendable pedir una fianza, hacer un inventario del mobiliario así como contratar un seguro del hogar, entre otras cosas que faciliten un alquiler seguro.

Para hacerlo, es importante contactar con profesionales del sector. Contacta con nosotros y te ayudaremos en todo el proceso.

Nuestra empresa está especializada en el alquiler y gestión de viviendas, estamos a su disposición para cualquier información o asesoramiento en el ámbito del Alquiler Garantizado.

Contacto

Cómo preparar el inventario de un piso para un alquiler seguro

Si vas a poner un inmueble de tu propiedad en alquiler, seguro que te preocupa el estado en el que te lo encontrarás una vez finalice el contrato de arrendamiento. Para controlar todos estos enseres, lo mejor será realizar el inventario del piso, a fin de saber qué es exactamente qué se encuentra en él y en qué estado está antes de firmar el contrato de arrendamiento.

¿Es necesario preparar un inventario de un piso en alquiler?

El inventario de alquiler es un documento que se anexa al contrato y que consiste en un listado de todos los enseres que se encuentran en una vivienda en el momento de alquilarla. Cuando el inquilino lo firma se responsabiliza de todo lo que contiene el inmueble y los daños que se produzcan. Además, es lo que utilizará la compañía de seguro para el pago de una indemnización en caso de robo u otro accidente.

Al redactar e incluir este documento en la firma de contrato, tanto propietario como inquilino estarán más tranquilos a la hora de arrendar una vivienda, ya que quedará constancia de todos los muebles y otros enseres que se encuentran en el inmueble en alquiler.

Como propietario, la lista de inventario para la casa aporta tranquilidad en el sentido en que tendrás el control de todo lo que has dejado en la vivienda para uso y disfrute del arrendatario y que, en caso de que algo esté dañado o no se encuentre en el momento de finalizar el contrato, podrá ser reclamado al inquilino y, en su defecto, al seguro contratado para la protección del hogar.

Pero no solo es positivo para los propietarios, los inquilinos podrán saber exactamente qué dejó el propietario en la vivienda y en qué estado se encontraba a fin de protegerse ante reclamaciones que no sean correctas.

Por tanto, aunque no es obligatorio por ley la redacción de un inventario de mobiliario y demás objetos en la vivienda en alquiler, es recomendable debido a la tranquilidad que aporta para ambas partes pero sobre todo para el propietario.

Cómo redactar un inventario de una casa

Como ya hemos visto, es recomendable la redacción de un inventario con todo lo que se encuentra en el inmueble en arrendamiento. Pero ¿cómo hacer un inventario de mobiliario? Para ello, existen algunas recomendaciones básicas para redactar un buen inventario.

En primer lugar, lo recomendable es acudir al inmueble en cuestión y anotar en forma de borrador todo lo que encontramos allí ordenado por habitaciones, lo cual nos ayudará en la redacción del inventario definitivo.

Tras este importante paso, comenzaremos a redactar el inventario en sí mismo.

Como comienzo es ideal insertar una cabecera en el documento, indicando la ubicación exacta del inmueble incluyendo calle, número, localidad y provincia. Además, es mejor indicar el nombre completo del arrendador y del arrendatario, que serán las partes firmantes del contrato.

Tras la cabecera, es mejor dividir este inventario en habitaciones, incluyendo patio y garaje.

En cada una de estas habitaciones, describe todos los muebles que se encuentran en ella con todo detalle. Es importante, por ejemplo, indicar las marcas de electrodomésticos y otros enseres, como televisores y similares. Mientras más descriptivo sea el inventario, más exacto y útil será.

Debe indicarse en qué estado se encuentran o si tienen defectos sobre todo para los techos, paredes y suelos así como para los muebles y enseres más importantes.

Otro aspecto a tener en cuenta y que es muy recomendable realizar es un inventario fotográfico, es decir, incluir fotografías del estado de las estancias en general con detalles de mobiliario o zonas concretas que puedan presentar defectos o daños o que sea importante tener constancia para el futuro. Estas fotos deben incluirse en papel, indicando la fecha en que se tomaron.

Como regla general, es mejor incluir todas las descripciones y detalles que se crean necesarios. Es mejor escribir de más que de menos, ya que todo lo que no se refleje en este inventario no podrá reclamarse en caso de daño o accidente.

Por tanto, realizar el inventario de un piso que se va a poner en alquiler es muy recomendable. Haciéndolo se aporta tranquilidad al propietario, ya que quedará constancia de todo lo que se encuentra en el inmueble y así podrá reclamarse, en caso de que se produzca algún daño o accidente. Para realizar el inventario correctamente, habrá que anotar en una visita al inmueble lo que se encuentra en cada habitación para incluirlo en el informe. En él se añadirá una cabecera y un listado detallado por habitaciones de muebles y electrodomésticos, incluyendo marcas y defectos.

Para realizar este tipo de documentación es mejor estar asesorado para realizarlo de forma correcta y efectiva. Si vas a alquilar un inmueble y necesitas asesoramiento, contáctanos, nuestros expertos te ayudarán.

Nuestra empresa está especializada en el alquiler y gestión de viviendas, estamos a su disposición para cualquier información o asesoramiento en el ámbito del Alquiler Garantizado.

Contacto

Cómo calcular la rentabilidad de un piso en alquiler

Todo propietario, al poner en alquiler alguno de sus inmuebles, debe realizar un cálculo previo de la rentabilidad que le va a generar esta operación, con el fin de conocer si los ingresos terminarán cubriendo los gastos de la vivienda. Sobre todo cuando se compra un inmueble para alquilarlo, es fundamental calcular la rentabilidad del alquiler a la que podemos optar con nuestro nuevo piso, para conocer si, realmente, la inversión terminará con buenos resultados.

¿Es rentable el alquiler de tu piso?

Es cierto que nos encontramos en una época complicada, donde la capacidad adquisitiva de muchos ciudadanos se ve reducida dada la crisis económica, y puede ser algo más complicado encontrar inquilinos para el alquiler de tu piso. Sin embargo, no todo está perdido, ya que alquilar inmuebles en Terrassa sigue siendo un activo rentable en la actualidad, y puede ser una forma de generar ingresos muy interesante para cualquiera, por lo que veremos cómo calcular la rentabilidad de un alquiler.

Antes de poner en alquiler tu inmueble, ya sea comprado o una de tus propiedades, debes calcular la rentabilidad del mismo, con el fin de saber si lo que gastarás en mantenerlo compensa con respecto a los ingresos anuales que te proporciona. En caso de que la vivienda sea tuya en tu totalidad, la rentabilidad del piso de alquiler será elevadísima, ya que no tendrás que asumir una gran inversión, pero si vas a comprar un inmueble te verás obligado a utilizar este método para asegurar el retorno.

Cómo calcular la rentabilidad de tu piso de alquiler

A la hora de calcular la rentabilidad de tu piso de alquiler, debes saber que existen dos formas:

  1. Cálculo de la rentabilidad bruta. Su cálculo es bastante sencillo, debemos tener en cuenta el importe de la compra del inmueble, los costes asociados a la adquisición (gestoría, notaría, ITP…), y la cuantía mensual que pagarán los inquilinos por alojarse en la vivienda. Con ello, dividiremos los ingresos anuales brutos que nos genera el alquiler (12 meses x cuota mensual), entre los gastos totales de la inversión, obteniendo la rentabilidad bruta de nuestro alquiler.
  2. Cálculo de la rentabilidad neta. Nos proporciona la información más precisa en cuanto a la rentabilidad, ya que tiene en cuenta los gastos fijos que derivan de ser propietario del inmueble: IBI, derramas, comunidad de vecinos… Para calcular la rentabilidad de tu piso de esta forma, tendremos que calcular los ingresos netos anuales (ingresos brutos - gastos fijos), y dividirlo entre los gastos totales de la inversión.

Ejemplos de cálculos de la rentabilidad de un inmueble en alquiler

En el caso de la rentabilidad bruta, un inmueble se ha comprado por 100 000 euros, y los gastos asociados a la compra son de 15 000. El piso se alquilará por 900 euros mensuales, lo que equivale a 10 800 euros anuales, quedando lo siguiente:

Por otro lado, si el mismo inmueble (con gastos totales de compra de 115 000 euros y alquilado por 900 euros mensuales), cuenta con unos gastos mensuales para el propietario de 150 euros, tendríamos que realizar las siguientes operaciones:

Cálculo de la rentabilidad de un alquiler con hipoteca

En los anteriores casos hemos hablado sobre situaciones en las que el propietario asume la totalidad de la inversión inicial, ya haya recibido un préstamo por la misma, o bien tenga las cantidades necesarias para hacerlo. Sin embargo, también es importante calcular la rentabilidad de un alquiler con hipoteca, ya que es una situación muy común para aquellos que realizan este tipo de operaciones.

En los alquileres con hipoteca, además de todos los factores que se han tratado en los casos anteriores, también tendremos que los costes que generan los intereses del préstamo hipotecario, lo cual terminará reduciendo el porcentaje de rentabilidad anual. Sigamos con el ejemplo anterior, donde el inmueble tiene unos gastos totales de compra de 115 000 euros, y los ingresos anuales por el pago de las mensualidades es de 10 800 euros, además de los 1800 de gastos a asumir por parte del propietario. Por otro lado, ahora tenemos que el interés fijo de la hipoteca es de un 3 %, durante 25 años, donde el inversor aporta 75 000 euros y el banco 40 000. Aproximando un gasto hipotecario mensual de 600 euros, tendríamos lo siguiente:

Sea cual sea el caso, si te preguntabas cómo calcular la rentabilidad de un piso en alquiler, ahora sabes cuál es el procedimiento y la importancia que este tiene a la hora de medir el retorno de tu inversión inmobiliaria. Recuerda que nosotros te garantizamos el cobro de la renta aunque el inquilino no abone las cuantías o se retrase en los pagos, por lo que no dudes en contactarnos si necesitas asesoramiento con este inconveniente.

Nuestra empresa está especializada en el alquiler y gestión de viviendas, estamos a su disposición para cualquier información o asesoramiento en el ámbito del Alquiler Garantizado.

Contacto

El inquilino no paga los suministros. ¿Qué puedo hacer?

El alquiler de una vivienda no solo implica el pago de una renta mensual, sino que el inquilino también deberá pagar los suministros, ya que estos suelen estar a nombre del propietario. De esta forma, lo habitual es que el propietario pague los suministros del inquilino y este deba reembolsar el importe de los mismos.

No obstante, puede ocurrir que el inquilino no pague los suministros. De hecho, es bastante común que ocurra en Terrassa y otras zonas del Vallés Occidental, así como en el resto de España. En este caso, ¿qué puede hacer el propietario de la vivienda? ¿Se puede poner la luz a nombre del inquilino? ¿Está obligado el propietario a pagar los suministros?

¿Qué hacer si el inquilino no paga los suministros?

Aunque cada vez es más habitual que el inquilino domicilie en su cuenta bancaria los suministros de la vivienda alquilada, lo cierto es que sigue siendo muy común que sea el arrendador quien pague este tipo de gastos. No obstante, no debemos olvidar que el propietario de una vivienda en alquiler no está obligado al pago de los suministros. Por ello, el propietario podrá exigir el reembolso de estos gastos al inquilino.

¿Qué hacer si un inquilino no paga? Si el inquilino no paga la luz y el resto de los suministros, el arrendador deberá seguir los siguientes pasos:

  1. En primer lugar, debes hablar con el inquilino. Lo mejor es optar, en primer lugar, por la vía amistosa y negociar el pago de los suministros debidos con el inquilino. Es posible, por tanto, llegar a un acuerdo con el arrendatario, de forma que se salde la deuda y se haga borrón y cuenta nueva con el inquilino. Esto es: el arrendador cobra la deuda y el inquilino sigue viviendo en el inmueble alquilado.
  2. Se puede optar por el abandono de la vivienda del inquilino. En caso de impago, el casero puede optar por que el inquilino abandone la vivienda una vez saldada la deuda.
  3. Cuando la vía amistosa fracasa, será necesario recurrir a la vía judicial. Es muy posible que, a pesar de haber intentado llegar a un acuerdo, el inquilino siga debiendo los suministros al casero. En este caso, será necesario acudir a la vía judicial. El arrendador podrá reclamar judicialmente los suministros que el inquilino no haya pagado, así como solicitar el desalojo del inquilino en caso de que el cobro de la deuda no sea posible. No obstante, también se podrán reclamar ambas cosas.
  4. Se puede acudir a la mediación y arbitraje. Es posible, antes de acudir a la vía judicial, intentar solucionar el problema a través de arbitraje. En este caso, es una tercera persona objetiva y ajena al problema, el árbitro, quien intentará que el inquilino y el arrendador lleguen a un acuerdo. Es bastante sencillo encontrar un servicio de mediación y arbitraje en Terrassa y, además, es muy útil, ya que se evita acudir a la vía judicial, la cual puede ser muy larga y costosa.

Siguiendo estos pasos, el arrendador podrá conseguir el pago de los suministros debidos. No obstante, muchas veces el proceso se complica y no resulta nada fácil. Por ello, lo mejor es optar por contratar a una empresa administradora que evite estas situaciones y que gestione de forma ágil y eficiente el alquiler.

Consejos para evitar esta situación de impago de suministros por parte del inquilino

Antes de reclamar los suministros, lo mejor es poner en práctica ciertos consejos para no tener que sufrir esta desagradable situación. Veamos cuáles son:

Sin duda, el cobro de los suministros puede resultar un problema. Por ello, además de poner en práctica ciertos consejos, lo mejor es contar para la gestión de tu alquiler en Terrassa con profesionales de la gestión de alquileres.


Estamos a su disposición para cualquier información o asesoramiento en el ámbito de la Administración de Alquileres.

Contacto

Cómo administrar una comunidad de vecinos

Gestionar y administrar una comunidad de vecinos no es una tarea sencilla, sobre todo si tenemos en cuenta que se suelen producir conflictos entre los vecinos y propietarios de la finca. De hecho, son muchas las comunidades en Terrassa que optan por contratar los servicios de un administrador de comunidades de vecinos que se ocupe de estas cuestiones. No obstante, es fundamental conocer las funciones que debe cumplir un buen administrador de fincas y cómo llevar a cabo la gestión de una comunidad de vecinos.

Cómo llevar la administración y gestión de una comunidad de vecinos

Para llevar a cabo la gestión de comunidades de vecinos es preciso seguir los siguientes pasos:

  1. Constituir la Comunidad de Propietarios: se deberán realizar los trámites para legalizar y registrar la comunidad. Para ello, es preciso convocar una primera reunión con todos los propietarios de la comunidad. A continuación, se determinarán los cargos de la Junta de Propietarios y los Estatutos.
  2. Total transparencia en los cargos: es imprescindible que los cargos electos que llevarán a cabo la gestión de la comunidad de vecinos actúen con total transparencia.
  3. Llevar las cuentas de la comunidad al día.
  4. Realizar reuniones periódicas: es imprescindible, al menos una vez al año, convocar una Junta de Propietarios Ordinaria en la que se aprobarán los presupuestos y cuentas de la comunidad de vecinos. El resto de las reuniones serán las Juntas de Propietarios Extraordinaria.
  5. Cargos rotativos: los cargos de la Junta de Propietarios deberán ser rotativos para llevar a cabo una gestión adecuada de la Comunidad de Propietarios.
  6. Hacer uso de un tablón de anuncios: es muy recomendable colocarlo en una zona comunitaria para dejar avisos de interés de los vecinos y poder exponer las decisiones que se hayan adoptado en las Juntas. No obstante, también hay otros medios para informar a los propietarios de las reuniones y decisiones, tales como las circulares de vecinos.

Siguiendo estos pasos se logrará una adecuada gestión de la comunidad de propietarios, si bien lo mejor es contar con los servicios de un buen administrador de fincas.

Administrador de comunidades de vecinos

Los administradores de fincas son profesionales formados y colegiados que saben cómo gestionar de forma integral comunidades de vecinos en Terrassa. Así, los administradores de comunidades de vecinos son profesionales liberales que, además, están colegiados. Esto es de gran importancia, ya que el Colegio de Administradores de Fincas vigilará el continuo reciclaje del profesional y responderá con la correspondiente indemnización en caso de mala praxis.

Sin duda, las ventajas de contar con los servicios de un administrador de fincas son muchas. Entre estas se encuentran las siguientes:

Funciones de un administrador de una comunidad de vecinos

Un administrador de fincas cumple con diversas tareas. Así, las funciones del administrador de una comunidad de vecinos son las siguientes:

Sin duda, contar con los servicios de un administrador de comunidades de vecinos resulta muy ventajoso a la hora de administrar una comunidad de vecinos. De hecho, la administración de comunidades de vecinos de Terrassa suele traer de cabeza a los vecinos, por eso es mejor externalizar la administración de comunidades de propietarios y contar con los servicios de un profesional.


Estamos a su disposición para cualquier información o asesoramiento en el ámbito de la Administración de comunidades de propietarios.

Contacto